segueix-nos

segueix-nos

TERRA SANTA

TERRA SANTA

Terra Santa

Terra Santa

PARTICIPA! TOTS I TOTES SOM NECESSARIS!

PARTICIPA! TOTS I TOTES SOM NECESSARIS!

dissabte, 31 d’octubre de 2015

PREGUNTEM DES DEL BLOG



Siguiendo con la sección que iniciamos el mes pasado, entrevistamos esta vez a nuestro nuevo Obispo.


P - Explíquenos, en primer lugar, como recibió, acogió y asimiló la llamada de Cristo: su vocación sacerdotal.

R - Ingresé en el Seminario a los doce años. Era acólito de la parroquia de mi pueblo y el Sr. Cura, muy preocupado por las vocaciones, invitó a tres niños a estudiar en el Seminario continuando su acompañamiento personal y su cercanía a las respectivas familias. En concreto mi familia se alegró mucho y rezó siempre por mi vocación que iba madurando al ritmo de mi crecimiento físico; cada año los formadores del Seminario se encargaban de orientar mi vida y me repetían la importancia de mi libertad y mi decisión.



P - Desde su ordenación en 1973, su posterior nombramiento como Obispo en 2005 (el primer Obispo europeo nombrado por Benedicto XVI) ha tenido numerosos cargos pastorales ¿Cómo se vive esa obediencia dentro de una Iglesia y una sociedad que ha cambiado tanto desde su ordenación?

R - Siempre desde la fidelidad y la obediencia al Señor. Siempre mostrada a través de la palabra de la Iglesia y huyendo de mis intereses o gustos personales. Es cierto que la sociedad ha cambiado mucho desde entonces pero eso significa que debo redoblar los esfuerzos por presentar con mayor autenticidad el mensaje de Jesucristo. Cuanto más lejano está nuestro mundo, aunque parezca en apariencia, de los designios de Dios, tanto más falta nuestro coraje y valentía para dar testimonio suyo. Ahora más que nunca. La Iglesia, la misma fundada por el Señor desde siempre, ha cambiado en algunas formas y métodos de evangelización pero es idéntica en sus contenidos y enseñanzas.



P - Mane Nobiscum Domine es su lema episcopal, como la carta apostólica de San Juan Pablo II ¿por qué lo eligió?

R - Es el título que escogió el Papa para uno de sus documentos sobre la Eucaristía. Es una frase evangélica que se puede transformar en súplica dirigida al Señor y puede resumir perfectamente la necesidad que tiene todo cristiano de la cercanía suya para orientarle, para acompañarle, para compartir. 



P - En breve se iniciará el año de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco ¿Cómo podemos los fieles conseguir que el Amor de Cristo llene nuestros corazones? ¿Cómo evitar sentirse algunas veces como el hijo mayor en la parábola del hijo pródigo? ¿cómo tener el coraje de volver al Padre en la sociedad actual?

R - Con una actitud humilde. Con un reconocimiento expreso de la grandeza de Dios en la vida de la humanidad; con una aceptación ilimitada en la presencia del Señor en nuestras vidas sabiendo que su amor es el regalo que nos permite encontrar el sentido de nuestro quehacer y la felicidad de nuestro ser. Para evitar sentirse como el hijo mayor de la parábola hace falta recordar nuestra limitación y nuestros pecados. Volveremos siempre al Padre si reconocemos nuestra debilidad y vislumbramos que en Él está la plenitud, que nos posibilita empezar de nuevo nuestro camino de perfección.



P - Ya para terminar ¿qué podemos hacer desde nuestra Unidad Pastoral para ayudar a nuestro Obispo?

R - Rezando siempre por él. También cumpliendo los compromisos que, como bautizados, nos corresponde en beneficio de la Iglesia en general y de la Unidad Pastoral en particular.

Emigrants i refugiats ens interpel•len



La resposta d’evangeli de la misericòrdia el papa Francesc en el context d’any de la misericòrdia ens recomana:

Que no caiguem en la indiferència que humilia.

Obrim els nostres ulls per mirar la misèries del mon, la ferides de tans germans i germanes privats de la dignitat, i sentim-nos provocats a escoltar el seu crit d´ auxili. 

La migració como a tal es un fenomen canviant i dinàmic, subjecta a diferents factors, econòmics, politics, socials etc: Això ens comporta a comprendre que sempre hi ha quelcom nou que aprendre i a servir pels nostres germans



A les nostres ciutats i pobles ens sentim interpel·lats ?



ST. FRANCIS OF ASSISI. October 4 – Patron of ecology



OCTOBER 4th is the feast of St. Francis, founder of the great Order of friars minor, who was born in the town of Assisi, central Italy, 1182. He is styled the “Little Poor Man”, because he renounced his inheritance and still earthly possessions, giving himself up utterly to the practice of poverty, living a life poorer than the poor whom he served.

Toward the end of his life he had prayed for two very special gifts. The first was that he might realize in his body and soul the sufferings of Christ; the other, that his heart might be filled, as far as possible, with the same excessive love which induced our Lord to undergo His sufferings for man. The answer came in the lofty, rugged Mount of La Vernia in 1224, when St. Francis received the Sacred Stigmata. His last days were filled with all the tender care that faithful love could lavish. On Saturday, October 3, 1226, St. Francis askes his brothers to lay him on the ground and to strew ashes over him because soon, he said, “I shall be nothing but dust and ashes.” Then he began to sing with unusual vigor the 141st psalm. At the words “Bring my soul out of prison, that I may praise Thy name, the just await me till Thou reward me,” the seraphic soul of the Little Poor Man of Assisi had winged its flight to God. Outside his little friends the larks set up a joyful twitter. 





FES-NOS UNA COMUNITAT ALEGRE



Senyor Jesús, fes-nos una comunitat oberta, confiada i pacífica,
envaïda pel goig del teu Esperit Sant.
Una comunitat entusiasta, que sàpiga cantar a la vida,
commoure’s davant la bellesa, estremir-se davant el misteri
i anunciar el Regne de l’amor.

Que portem la festa en el cor encara que sentim
la presència del dolor en el nostre camí,
perquè sabem, Jesús ressuscitat,
que tu has vençut el dolor i la mort.

Que no ens acovardeixin les tensions
ni ens ofeguin els conflictes que puguin sortir entre nosaltres,
perquè comptem, en la nostra debilitat,
amb la força creadora i renovadora del teu Esperit Sant.

Regala, Senyor, a aquesta família teva
una gran dosi de bon humor
perquè sàpiga desdramatizar les situacions difícils
i somriure obertament a la vida.

Fes-nos experts en desfer murs i trencar cadenes,
obrir solcs, tirar llavors, curar ferides i mantenir viva l’esperança,
i concedeix-nos de ser, humilment, en un món abatut
per la tristesa, testimonis i profetes de la veritable alegria.



Amén.

.

GRUPO BIBLIA


La lectura, la meditación, el estudio de las Sagradas Escrituras es unos de los ejes más importantes que tenemos los creyentes, sobre todo si intentamos y nos esforzamos en encontrar en sus palabras inspiración y modelo de vida para aplicarlo en cada uno de los detalles del día en nuestra condición de cristianos.

Dos martes al mes nos reunimos un grupo de hermanos de la UP para compartir comentarios y experiencias acerca del tema y textos elegidos.

Si tenéis curiosidad, interés, inquietud, necesidad de encontrar un sentido más profundo a vuestro yo creyente poneros en contacto con los agentes de las parroquias de Alpicat, Rosello y Torrefarrera y te informaremos.

Cada palabra de Dios es pura; es un escudo para aquellos que buscan refugio en el (proverbios 30:5)






Eugenio Kiskeri

ST. TERESA, Virgin October 15



ST. TERESA was born on March 28, 1515, in Avila, Spain. Her mother died when she was twelve and her father placed her in a convent of Agustinian nuns. When she returned home, she determined to enter religion. She became a nun in the Carmelite convent of the Incardination, near Avila, and made her profession in november, 1534.

Though for many years in the convent she led a good religious life, certain faults still adhered to her; but the moment of grace came at last and the noble heart of St. Teresa began to soar upward to perfection. Inspired by the Holy Ghost and acting under the direction of enlightened men, among whom was St. Peter of Alcantara, she undertook the superhuman task of reforming her Order and bringing it back to the primitive observance. Assisted by St. John of the Cross, she succeded in establishing the reform of the Discalced Carmelites, both for the brethen and the sisters of her Order. Before her death in 1582, thirty-two monasteries of the Reformed Rule had been established, among which seventeen were convents of nuns.

St. Teresa received great gifts from God. She also wrote many books on Mystical Theology considered by Popes Gregory XV and Urban VII to the equal to those of a Doctor of the Church.