segueix-nos

segueix-nos

TERRA SANTA

TERRA SANTA

Terra Santa

Terra Santa

PARTICIPA! TOTS I TOTES SOM NECESSARIS!

PARTICIPA! TOTS I TOTES SOM NECESSARIS!

divendres, 30 de setembre de 2016

LA NOVA EVANGELITZACIÓ





L‘evangelització és inherent a la vida cristiana. Evangelitzem quan vivim la nostra identitat baptismal i expressem la joia en cada persona. NE és relació 

Per tant evangelitzar no és donar idees, eslògans o consignes, ni convèncer les persones per què es facin “dels nostres“, si no oferir la presència del Déu vivent, fet home en mig nostre .

La nostra evangelització tindrà doncs una dimensió formativa (ensenyar), una dimensió estètica, ja que ensenyar és un art i una dimensió existencial (de viure).

De fet Jesús ensenyava a viure la vida , a conèixer la realitat, a dir les coses pel seu nom. En definitiva la NE, l´ Església ha de demostrar un estil de vida .

Els creients no es distingeixen per les seves conviccions, si no per el seu estil de vida .

Mirant com es relacionen els cristians hom hem de veure l’atractiu humà de Crist . Ja va passar al principi; mireu com s’estimen.


RELLOTGE DE SOL DE MALPARTIT





Diumenge 18 de setembre, el Bisbe de Lleida, va visitar la ermita de Malpartit, on s’inaugurava un Rellotge de Sol, obra del Dr. Agustí Serés Santamaria.

Un bon grup de veins, amics de Malpartit i autoritats municipals es van aplegar per aquesta inauguració. 

El Dr. Serés va explicar el funcionament del rellotge de sol i algunes curiositats sobre el tema, desconegut per la majoria de persones.

En finalitzar, el Bisbe de Lleida va beneir el rellotge, acompanyat pel rector de Torrefarrera, d’Alpicat i l’Animador de Comunitat, Sr. Cesar Minguella, que s’ocupa habitualment de l’animació pastoral de Malpartit.




"Som els més feliços, perque hem cregut en Jesucrist"


ENVIAMENT DIOCESÀ 2016


Unes 450 persones han omplert avui a la Catedral de Lleida a la Jornada de l'Enviament en missió dels agents de pastoral de la Diòcesi presidida pel Sr. Bisbe Salvador Giménez.

En aquesta celebració es fa palès i se celebra que ell, com a Pastor de l'Església Diocesana, confia als homes i dones seguidors del Crist ressuscitat, la noble tasca de col·laborar amb ell en l'evangelització de la societat lleidatana.




El bisbe de Lleida ha destacat que "no som els millors de la nostra societat, però som els més feliços perquè hem cregut en Jesucrist i el volem portar a tots els àmbits de la nostra vida". El nostre prelat ha dit que la Festa de l'Enviament "ens convida a l'alegria, al compromís i a l'esperança". 

A més, enguany després de la cerimònia, s'ha entregat als fidels el Pla Pastoral de la Diòcesi de Lleida del trienni 2016-2019 que el bisbe Salvador ha batejat amb el títol 'No tingueu por... Crist és viu!'. 

Aquest document ha estat elaborat pel bisbe Salvador arran de la ponència que va impartir a l'Assemblea Diocesana del passat mes de maig i després de recollir les aportacions dels fidels. 


Font web del Bisbat

10 anécdotas para conocer a Madre Teresa de Calcuta, la mujer que revolucionó la caridad cristiana






El pasado 4 de septiembre, la Madre Teresa de Calcuta, fundadora de las Misioneras de la Caridad, fue canonizada en la plaza de San Pedro del Vaticano. La que llamaron en vida "la santa de los pobres" ha sido oficialmente declarada santa por la Iglesia católica y, a su vez, se presenta como un modelo de vida a seguir por los católicos de todo el mundo.

Aunque se han publicado muchas semblanzas de esta mujer tan extraordinaria, hay una serie de anécdotas que reflejan muy bien quién era realmente esta pequeña mujer de gran corazón.

La bibliografía sobre Santa Teresa de Calcuta (1910-1997) es abundante y diversa, pero que puede aún enriquecerse con obras notables lo prueba la que acaba de publicar Fernando López de Rego: Teresa de Calcuta. La persona (Freshbook).

Una aproximación valiosa porque, sin pretensión hagiográfica alguna, permite que la elocuencia intrínseca de los dichos y acciones de Agnes Gonxha Bojaxhiu proclame más su santidad que su misma valoración, en cualquier caso ya dictaminada por la Santa Sede al elevarla a los altares en 2003.

Y valiosa asimismo porque deja al lector un retrato muy verosímil de su protagonista, "la Teresa persona", objeto de búsqueda que confiesa el autor: "Una persona que dejó en vida una huella muy fuera de lo corriente y que provocó unas ondas de tal magnitud que, tras su muerte, siguen expandiéndose por prácticamente todos los países del mundo".


En las páginas de Teresa de Calcuta. La persona pueden espigarse multitud de anécdotas que protagonizó, en ocasiones más útiles que mil discursos para dibujar un carácter o la naturaleza de una misión. He aquí diez de ellas.

1. La alegría de dar
En cierta ocasión, Madre Teresa supo de una familia hindú con ocho hijos que no tenía nada para comer. Cogió un poco de arroz y se lo llevó; los ojos de los niños brillaban de hambre. Su madre cogió el arroz, lo dividió y salió a la calle con la mitad del recibido. Cuando regresó y Madre Teresa le preguntó qué había hecho, contestó simplemente: "Ellos también tienen hambre". "Ellos" era una familia musulmana vecina. Madre Teresa comentó luego: "Aquella noche no les di más arroz, pues quería que ellos también pudiesen disfrutar de la alegría de dar".

2. La caridad, por encima del Papa
El 29 de noviembre de 1964, Madre Teresa estaba invitada a la ceremonia de apertura del XXXVIII Congreso Eucarístico Internacional, presidida por Pablo VI en Bombay. Pero de camino al acto, vio a dos moribundos junto a un árbol, marido y mujer. Se detuvo con ellos hasta que él murió en sus brazos. Entonces la religiosa cargó en hombros a la esposa y la llevó a un centro de su congregación. Para entonces, la ceremonia ya había concluido...

3. Un premio mayor que un millón de dólares
Cuando un periodista norteamericano la vio atendiendo a un enfermo con heridas hediondas, le dijo que él no haría eso ni por un millón de dólares. "Por un millón de dólares tampoco lo haría yo", respondió Madre Teresa.

4. A los del "rollo social"
A las misioneras de la Caridad, algunos tenían el cuajo de reprocharles la atención prestada a los más necesitados, alegando que eso les mantenía en la miseria. Y alegaban la manida comparación de qué es mejor, si regalar un pez o una caña de pescar.

La beata albanesa tenía clara la respuesta: "Lo que dicen ustedes me parece perfecto, pero los pobres con los que nosotros trabajamos están tan débiles que no tienen fuerza ni siquiera para sostener la caña entre sus manos. Si les parece, nosotras les alimentamos para que adquieran esa fuerza y luego ustedes les enseñan a manejar la caña".

5. Planchazo a un funcionario hostil
Un día la Madre Teresa acudió a solicitar una ayuda al edificio principal de la administración del estado de Bengala Occidental en Calcuta. El funcionario reaccionó de una manera muy hostil y humillante a la solicitud. Pero más tarde, el superior jerárquico de ese funcionario estudió la solicitud y decidió acogerla. Cuando ella fue a recibir la suma concedida, el funcionario displicente le espetó: "Este dinero es para usted". A lo que ella respondió inmediatamente: "No, este dinero es para los pobres. Para mí era su comportamiento del otro día".

6. "Sin María no hay Jesús"
Estando en Holanda, un protestante que la visitó junto con su esposa le comentó que, en su opinión, los católicos le daban excesiva importancia a María. "Sin María no hay Jesús", replicó ella muy en su línea, breve y de lógica elemental. Debió hacer pensar a su interlocutor, porque días después recibió una hermosa postal suya con el siguiente texto: "Sin María no hay Jesús".

7. Pasajera de lujo
En sus viajes por la India, llevaba consigo una gran imagen de la Virgen de Fátima, casi de tamaño natural, que le habían regalado. Una vez la colocó en el tren en el asiento contiguo, y el revisor quería hacerle pagar el billete a Nuestra Señora. Madre Teresa le explicó que su pase gratuito de los Ferrocarriles Indios era para ella y una acompañante... y que ésa era su acompañante ese día. El agente insistió: las estatuas no hablan, y por tanto no hacen compañía. "Pues yo le hablo y ella me escucha. Y a veces ella me habla y yo la escucho a ella". El revisor se dio por vencido.

8. Objetivo Berlín
Madre Teresa había hecho el voto de seguir inmediatamente la voluntad del Señor nada más conocida, de forma que no dejaba pasar ni un minuto. Así que, cuando en septiembre de 1980 se fue al Berlín Oriental a abrir la primera casa de la orden en un país comunista, la hermana que debía quedarse sólo tenía permiso para 24 horas. Ambas empezaron a recitar su oración de intercesión preferida (el Acordaos, dirigido a la Virgen María). Cuando llevaban ocho, sonó el teléfono: le habían concedido el visado para seis meses.

9. Novenas exprés
Una mujer de acción como la Madre Teresa no hacía las novenas en nueve días, sino en uno solo, repitiendo diez veces el Acordaos. ¿Por qué diez? Daba por descontado que la petición iba a ser atendida y añadía una repetición adicional, la décima, en concepto de acción de gracias anticipada.

10. Mucho más que preconciliar
Un teólogo que visitaba a las misioneras de la Caridad consideraba sus enfoques espirituales y pastorales propios de tiempos anteriores al Concilio Vaticano II. Al despedirse de ellas, no pudo reprimir el decírselo: "Lo que están haciendo ustedes es admirable, pero teológicamente están en hace doscientos años". La respuesta de Madre Teresa fue instantánea: "Peor aún. En hace dos mil años".

LIVES OF THE SAINTS: THE EXALTATION OF THE HOLY CROSS September 14

THE EXALTATION OF THE HOLY CROSS




When the Sacret Body of Jesus was taken down from the Cross and carried to the grave on Calvary, the Cross on which He died was thrown into a ditch or well, and covered over with stones and earth, so that the followers of the Crucified Redeemer might not find it. Almost three hundred years later (312 A.D.), Constantine the Great, not yet a Christian, while battling with Maxentius for the throne of the Roman Empire, prayed to the God of the Christians to aid him in his struggle. In answer to his prayer, a luminous cross or monogram of Christ appeared in the heavens bearing the inscription: “ In this sign tho u wilt conquer.” In gratitude for victory, under this banner, over the Maxentius at the Milvian Bridge, on October 28, 312, Constantine had the sign of Christianity placed on the Roman standards and on the shields of his soldiers. Then came the finding of the True Cross at Jerusalem by St. Helena in 326, commemorated by a feast on May 3rd.

In the year 624, Chosroes II, King of Persia, invaded Syria and Palestine, took and sacked Jerusalem, carrying off with other treasures the great relic of the True Cross. The Emperor Heraclius of Constantinople, at the head of a large army marched into Persia, forced the persians to sue for peace and to restore the Sacred Cross, which Heraclious piously brought back to Jerusalem in 629. When he reached the city gate on the way that led to Calvary, the Emperor laid aside every robe and mark of royalty, and, clothed in sackcloth of penance and barefoot, carried the Cross up the ascent of Calvary and restored it to his place in the Church of the Holy Sepulcher. This event is commemorated by the Church on September 14th in the feast of the Exaltation of the Holy Cross.